¿Que pienso de “Tiempos Difíciles?

9788420675244.jpg

Título Original: Hard Times

Autor: Charles Dickens

Número de Páginas: 480 págs

Género: Drama

 

En Coketown, trasunto de cualquier ciudad industrial de la Inglaterra victoriana, el rígido y práctico director de escuela Thomas Gradgrind y su socio, el presuntuoso y mezquino empresario Josiah Bounderby, imponen su ley y su estrecha y árida visión de la vida a alumnos y obreros, cada uno en su ámbito. A través de la entretenida trama de Tiempos difíciles, que entremezcla las vidas y peripecias, ilusiones y desdichas de estos y otros personajes, como los hijos de Gradgrind, Tom y Louisa, y su compañera Sissy Jupe, o el obrero Stephen Blackpool, Dickens expresa que no hay acción sin consecuencia, pero que la esperanza siempre es posible.

7d9d73e9f8e9e2aa6883e7d3bc26f616 (1).jpg

Soy la persona más, MAS inconstante del mundo pero, aquí tengo el gusto de traer mi tercera lectura del club Pickwick, un libro del que yo desconocía su existencia, pues yo voté por Wilkie Collins, pero bueno, Charles ganó la batalla y me dije: No lo leeré, probablemente no lo encuentre y si lo hago será carisímo, pero cuando fui a divertirme en las travesías de las librerías de viejo no le vi el problema a comprarlo si lo tenían, así que lo tenían en pasta dura con la edición de oveja negra a un módico precio, y recordando a Magrat, yo pensaba (Vamos, que todavía lo pienso) que Charles Dickens es un dramón, lo comencé con expectativas de aburrirme…

***

“Pues bien, : lo que no se ve en la vida real, no debéis verlo en ninguna parte; no debéis consentir en ninguna parte lo que no se os da en la vida real. El buen gusto no es sino un nombre más de lo real.”

Comenzamos en un pueblo llamado Coketown, en plena era victoriana (comienza en 1837 y acaba en 1901), según en la primera industrialización de Inglaterra, como vemos, un pueblo lleno de fábricas, donde Charles Dickens posa su principal crítica, pues la eterna imagen del pueblo es gris, según el propio autor las chimeneas eran “serpientes que botan columnas de humo por la boca”, un aire irrespirable, pese a que algunos personajes dicen que “es de lo más saludable”, por lo demás, un paisaje casi desolado de edificioes negros y cielos violáceos, esto en principio me pareció interesante ya que no había leído muchas novelas que traten este tema de la industria (Tess, creo que fue la única) con crudeza y realismo (he sabido que Elizabeth Gaskell habla sobre eso, pero sin realmente saberlo), cosa que es la sombra de la era victoriana.

industrial_revolution.jpg

Rcordemos el escándalo que ocurrió cuando Oliver Twist narró el trabajo infantil, cosa que las personas preferían ignorar y cuando se los pusieron en la cara… ¡BUM!

El libro se divide en dos o tres partes, pero la primera mitad es la mas densa de todas, parece que el autor no quería llegar a ningún lado, vamos, que narraba sin narrar pero realmente esto era necesario, son bastantes personajes los que hay que presentar y son variadas las situaciones en los que hay que hacerlo, desde Thomas Gradgrind con su cáracter odioso (Aunque es más gris que blanco o negro), pasando por la fantasmal Louisa, el aberrante Josiah Bounderby hasta la tierna Sissy Jupe, todos con realismo, cosa que se me hizo rara porque siempre dicen que el buen Charles tiene a caricaturizar ciertos personajes, que crecen a lo largo de la novela, al principio son unos pero al final son otros… salvo algunos, por ejemplo Tom Gradgrind (el hijo, no Thomas), el permanece infantil, soberbio y egoista, pese a que es el ídolo de su hermana Louisa, personaje profundo y que da un cambiazo que la convirtió en uno de mis dos personajes favoritos, junto con la redencion de Thomas, quien en la segunda mitad le agarré un fuerte cariño.

Hay personajes que Charles Dickens pudo haber trabajado más, que pudieron haber dado más de lo que dieron, por ejemplo Sissy Jupe, de quién esperaba demasiado pero no acabó de llenarme

HT_Gradgrind_and_Louisa_(Harry_French)

o de James Harthouse, quien tuvo un asunto medio sordido con uno de los personajes, pero lo mismo, llegó y se fue en silencio, como si nunca hubiese existido; Otros personajes son más bien odiosos, como Josiah Bounderby, o mistress Sparsit, de quien yo no tuve nada claro… es que al final se puso medio loca… pero igual, se me hizo muy exasperante, aunque más lo fue el mequetrefe, un desagradecido con un final algo vergonzoso y miserable, también contaría a Bitzer, pero es realmente perturbador que el es más maquina que ser humano, me dio miedito…

 

Charles Dickens hace una cruda crítica sobre la época, hablando del matrimonio arreglado, la infidelidad, los robos pero centrandose en la deshumanización de los obreros, donde los capataces los ve como un accesorio más de la maquinaria, esto lo vemos en los personajes de Stephen y Rachael, mis dos pequeños bebés con el final más amargo que el cacao, pero que es la cumbre del libro y consigue dar un cierre aceptable para el libro, con una reflexión por parte de Lousia que me parece bastante bonita que no pongo aquí porque pues… ¿Spoiler?

Se perfectamente que no es la mejor novela de Dickens, carece completamente de la luz que tiene la mayoría de libros de este autor, más bien oscura y amarga pero la gocé bastante, es mi segunda lectura de este autor, y me siento motivado a buscar más pero, por mi parte lo haré en navidad…

Calificación: Cinco puntos…

Calificación 5

 

Anuncios

Demonios, Muerte, Tentación y Redención… “Satanás”

9789584226365

Título Original: Satanás

Autor: Mario Mendoza

Número de Páginas: 240 Págs

Género: Drama, Suspenso, Novela histórica

 

Una mujer hermosa e ingenua roba con destreza a altos ejecutivos, un pintor habitado por fuerzas misteriosas y un sacerdote que enfrenta un caso de posesión demoníaca en La Candelaria. Estas son las historias que se tejen en torno a Campo Elías, héroe de la guerra de Vietnam, quien inicia su particular descenso a los infiernos obsesionado por la dualidad del bien y el mal, entre el doctor Jekyll y míster Hyde, y se convertirá en un ángel exterminador.

Leí por trece razones y me dije “Vale, tengo que reseñarlo, me encantó y tengo que reseñarlo por lo que más amo”… que la tortuga cósmica me perdone pero me parece que no lo haré, pensé en que quizá ese libro no iba mucho con el rumbo que ahora estoy tomando con el blog, así que reseñaré el libro que le siguió a 13RW, en este caso es Satanás, escrito por el colombiano Mario Mendoza. Procederé a contarles como decidí leer el libro: En la FilBO 2017 mi madre compró este libro porque este es un escritor moderadamente reconocido y se olvidó en el librero hasta que lo rescaté, leí una parte de “Paranormal Colombia” del mismo autor y me sorprendió lo interesante que era, en resumen, sin saber a ciencia cierta de que trataba lo comencé sin expectativas…

Comenzamos con una joven hermosa llamada María, esta chica de pocos recursos vende tintos y aromáticas en una plaza de mercado bogotana, por su belleza y gran atractivo es foco de vulgares piropos e indeseadas proposiciones, cuando colapsa y en una acera empieza a llorar es abordada por dos hombres llamados Pablo y Alberto,

2biug.jpgle proponen un trabajo que no podrá negar: Enamorar altos ejecutivos para drogarlos en bares y robar sus fortunas, María, quien tiene fuertes deseos de progresar y estudiar, accede.

Andrés decide pintar a su tío en su estudio personal, el joven que posee un gran talento artístico sufre un oscuro ataque y pinta vetas negras en el cuello del retrato, su tío resulta encantado por el cuadro y se lo lleva, pero días más tarde es diagnosticado de cáncer de garganta…; El padre Ernesto recibe una perturbadora confesión en la iglesia, un hombre lo ha perdido todo siente la gran necesidad de matar a su familia, el sacerdote siente una presencia demoníaca, que desemboca en el brutal homicidio de la familia por parte del confesado.

Este libro es para mí un cóctel de sentimientos, como ya dije empecé a leerlo sin expectativas, pensé en que me gustaría y nada más, tres o cuatro estrellas en goodreads, fue un inicio ameno, los sucesos llevan buen ambiente, pero me empezó a chocar algo que fue mi cruz en el primer libro y es que a mi juicio es demasiado oscuro, es una lectura pesada en el sentido de la violencia, el tema, el dolor y sufrimiento, que me llegaron directamente al alma, logré contactar con todos los personajes principales, (Aunque creé un lazo mucho más fuerte con María que con el resto), sus vidas, penas y el destino que a todos los va a entrelazar: Campo Elías.

A ver, para quien no lo sepa (Sin mala leche, hasta ahora me di cuenta de lo antipático que soné), en los años ochenta había un restaurante (Aún existe) llamado Pozzetto, de comida italiana, naturalmente. Bueno, el asunto que es que un excombatiente de Vietnam llamado Campo Elías Delgado, quien sufría psicosis por el trauma de la guerra, asesinó a más de veinte personas en una masacre de la cual pocos sobrevivieron, casi todo transcurrido en el restaurante, la cosa es que Mario Mendoza fue amigo y compañero universitario de este hombre hasta que ocurrió esto, lo cual da cierta intimidad a la narración, escrita por alguien que le conocía…

La novela es buena, son personajweb.pnges realmente imperfectos que no tardas en llegar a querer, realmente tienes que leerlo con la moral bien alta porque por lo menos a mí, me ensombreció la semana que tardé en leerlo, además el autor no se toca el corazón en nada, descarnadamente narra violaciones, sexo, muerte, posesiones demoníacas… pero lo que más me perturba es que hay un capítulo bastante largo donde narra Campo Elías, y es que yo logré entender sus motivaciones, justificar el porque de las profundidades de su cerebro, lo más aterrador fue, que entiendes al asesino…

Calificación: Cinco estrellas…

Calificación 5