Claustrofobia, crimenes y psicopatía… review de “Siempre hemos vivido en el castillo”

Título Original: We always have lived insiempre-hemos-vivido-en-el-castillo-Shirley-Jackson-Minúscula

the castle.

Autor: Shirley Jackson.

Número de Páginas: 222 Págs.

Género: Gótico, Thriller, Suspenso, Terror.

 

«Me llamo Mary Katherine Blackwood. Tengo dieciocho años y vivo con mi hermana Constance. A menudo pienso que con un poco de suerte podría haber sido una mujer lobo, porque mis dedos medio y anular son igual de largos, pero he tenido que contentarme con lo que soy. No me gusta lavarme, ni los perros, ni el ruido. Me gusta mi hermana Constance, y Ricardo Plantagenet, y la Amanita phalloides, la oronja mortal. El resto de mi familia ha muerto.» Con estas palabras se presenta Merricat, la protagonista de Siempre hemos vivido en el castillo, que lleva una vida solitaria en una gran casa apartada del pueblo. Allí pasa las horas recluida con su bella hermana mayor y su anciano tío Julian, que va en silla de ruedas y escribe y reescribe sus memorias. La buena cocina, la jardinería y el gato Jonas concentran toda la atención de las jóvenes. En el hogar de los Blackwood los días discurrirían apacibles si no fuera porque los otros miembros de la familia murieron envenenados allí mismo, en el comedor, seis años atrás.

Fue recomendado por Libros de María Antonieta, ella lo describió de tal manera que no pude hacer más que compararlo con Rebecca y asumir que sería aterradora, con una claustrofobia comparable con la película de Los Otros, así… en un castillo inglés en medio de la bruma de los años cuarenta, ¿por qué siempre soy así?

Siempre hemos vivido en el castillo Banner.jpg

“Así que no era el orgullo no que me llevaba al pueblo dos veces por semana, ni siquiera la tozudez, sino simplemente la necesidad de libros y comida”

Hace seis años murieron cuatro personas, los señores Blackwood, el hijo menor y la cuñada, todos envenenados con dosis mortales de arsénico en la comida, ¿la principal sospechosa? la hija mayor, Constance, es absuelta de los cargos por falta de pruebas. Pasa el tiempo y la chica desarrolla una severa agorafobia que no le permite abandonar la finca en donde vive, acompañada por su tío Julian, quien está traumatizado por el envenenamiento al que sobrevivió y Merricat, su hermana de dieciocho años que jamás probó la comida, una chica retraída que practica brujería en los bosques de la propiedad y adora a su gatos Jonas.

Todos viven en perfecta armonía, mientras Constance poco a poco supera su trauma con paz y sin prisa, pero aparece Charles, el primo de la familia y dispuesto de romper la calma con pésimas intenciones, aunque claro… ésto solo lo sabe Merricat.

“Yo desee que estuvieran muertos. Me habría gustado llegar al colmado una semana 6a987a5acd98cb330544501216b8cc31.jpgy verlos a todos, incluso a los Elbert y a los niños, agonizando en el suelo entre gritos de dolor… Nunca me sentía culpable de estos pensamientos; solo deseaba que se hicieran realidad.”

No hay fantasmas, ni demonios, ni seres indescriptibles, solo la maldad absoluta de una mente retorcida: el ser humano. Quien debería ser el ser más aterrador del mundo, no solo un asesino, sino un pueblo entero, que es una de las partes que mas me tocó del libro: Por algún motivo todo el pueblo odia a la familia Blackwood desde antes del escándalo del homicidio, aprovechan para hacer sufrir a Merricat cada que sale de su hogar para buscar provisiones, es más, en cierta parte del libro, llegando al final ocurre algo que se parece mucho a Rebecca, sin embargo lo que le sigue me hizo sufrir por Merricat y Constance, de verás que éste libro me llegó al alma.

El hecho de que hayan pocos personajes hace que la novela se haga muy fácil de seguir, no te pierdes con los nombres como puede pasar con otras obras con un mayor número de personajes; Constance es algo así como el pilar del castillo, todo se sostiene gracias a ella, de otro modo el pequeño mundo dónde viven Merricat, Jonas y Julian se derrumbaría irremediablemente. Es una joven traumatizada, le teme a la calle, la sola mención de la palabra “afuera” le causa horror, pero poco a poco trata de superar sus temores. Algo muy curioso es la importancia que tiene la cocina es la obra, lo digo ahora porque va muy ligado a Constance: La cocina es el refugio de la familia, dónde Merricat y Julian se alimentan, dónde dependen de la joven de veintiocho años, lo mismo, Constance adora su cocina, es un fetiche para ella el hecho de pasársela cocinando, y precisamente es ésto lo que llevó a las autoridades a arrestarla: ella fue quien preparó la cena fatal, pese a su supuesta inocencia, viviendo como una niña pequeña, a veces su juicio despierta en pequeño lapsos pero tiende a volver a dormir; Merricat, gracias a ella vemos lo que sucede en la casa y sus alrededores, una joven retraída, casi autista que vive solo para ella y Constance, una bruja en potencia, haciendo hechizos aquí y allá en los bosques, donde siente una conexión especial. Es un ser con una inocente irreverencia y perversidad, propia de un niño pequeño, no quiere que su rutina y felicidad se vea alterada, desde el principio vemos que algo anda muy mal con ella, temible y sin arrepentimiento, pese a esto nos unimos a su persona en las doscientas páginas que dura la obra, es carismática y tierna, en definitiva yo la amé.

El primo Charles, el “villano” de la obra, quien solo se instala en el castillo con el fin de robar la fortuna a sus parientes es bastante horroroso, sin escrupúlos, manipulador e incluso, de alguna forma es un ladrón, el odio que Merricat le guarda es, sin duda fundamentado, yo quería meterme en el libro y darle un buen sopapo en la cara.

Woman in Black House.jpgEl ambiente del libro es bien opresivo, claustrofobico y aterrador. Produce un severo desasosiego, la autora manipula al lector para creer algo durante toda la historia, hasta que llegamos al climax, dónde todo se destapa al más puro éstilo de El asesinato de Roger Ackroyd, si bien uno ya va suponiendo que es lo que pasa o al menos lo sospecha, no deja indiferente saber el misterio que rodea a las hermanas Blackwood, ambas dependientes la una de la otra en unas relación casi lésbico-incestuosa, perfectamente atrapante, no como un dulce abrazo típico de Austen, sino como un dama de hierro, dolorosa y atravesante, rompió mi corazón el “final feliz” desolado y casi apocalíptico. Si bien no se parece a Rebecca, supera las expectativas con creces, inclusive el pueblo donde viven me recordó fuertemente a Derry, el pueblo de It, Stephen King, por lo malvados que pueden ser los habitantes, aunque al final da lugar algo típico de la novela gótica: la redención de uno o varios personajes.

Me gustó mucho como Shirley Jackson maneja el tema de las enfermedades mentales, de una forma tan sútil y natural que casi no te das cuenta de éste asunto, por lo menos yo abrí los ojos con el postfacio, en el ánalisis de la obra… lo se… soy un pésimo lector, no mentiras :D; muchos dicen: No comiences con Shirley Jackson con Hill House, es una autora muy densa y lo mejor es con La lotería, su antología de cuentos. Siempre hemos vivido en el castillo fue su última novela y en lo personal ya tengo garantía de que Shirley Jackson es calidad, ahora mismo estoy leyendo La maldición de Hill House, como participación de la lectura conjunta de “Hijas de Mary Wollstonecraft”, con altas expectativas continúo este camino de octubre, de terror, pesadillas y misterio.

“Yo estaba sentada junto al arroyo, lamentando no haber sido más amable con el tío Julian. El tío Julian creyó que yo había muerto, pero el que estaba muerto era él; inclinaos ante vuestra adorada Mary Katherine, pensé, o moriréis.”

Calificación: Cinco de cinco puntos…

Calificación 5

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s